10 de junio de 2111

El marciano Sr. Dios Cojuelo


El marciano Sr. Dios Cojuelo se dedica a iluminar a todos los marcianos que van a los cines de Marte a apoltronarse en las butacas de barro. ―¡Alabada sea la cabeza linterna  de Marte  y su séquito de luciérnagas! ― Grita el marciano Sr. Dios Cojuelo a la puerta de todos los cines de Marte. Afortunadamente en Marte la población es muy culta  y nadie va al cine a apoltronarse en las butacas de barro.

Sergio Algora, Marcianos. Ciclo, 2001

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada